martes, 14 de junio de 2016

Capsula: Alcaldía de La Romana de espalda a la legalidad.

La ley 176-07 es la que contiene los parámetros que organizan las alcaldías en la Republica Dominicana, en ella se expresa la intención del legislador en cuanto la forma y modo de proceder en las instituciones edilicias.

Hace un mes fueron celebradas las elecciones en el país y al  mismo tiempo electas las autoridades municipales de La Romana.

La legislación municipal indica que hacer para que las autoridades electas y las que están al frente de las alcaldías tramiten de manera formal el traspaso de mando.

El artículo 46 de la mencionada ley deja muy claro y sin confusión en que tiempo se debe formar comisión de transición; el texto reza así: “Los ayuntamientos, dentro de los treinta días siguientes a la celebración de las elecciones, constituirán comisiones de transición integradas por los síndicos/as y vice síndicos/as salientes, los electos/as y los funcionarios/as y delegados/as que respectivamente aquellos designen, a fin de que los primeros informen a los segundos sobre la marcha de la administración municipal y los asuntos que estén pendientes”.

Si podemos leer con detenimiento, la parte introductoria del artículo indica que “dentro de los treinta días siguientes a la celebración de las elecciones”, es decir que si las elecciones fueron celebradas el 15 de mayo, como en efecto así fue, a más tardar el 15 de junio las comisiones de transición deben quedar conformadas.

En el caso de La Romana, José Reyes como alcalde electo, conformó a finales del mes de mayo la comisión que le representará; dicha comisión le fue presentada a la alcaldesa de La Romana Maritza Suero, sin que hasta hoy 14 de junio, a un día de vencer el plazo las autoridades del ayuntamiento hayan formado la comisión de transición de que representará la alcaldía.

Es evidente y está claro que tal dilación busca entorpecer los múltiples trabajos que tiene por delante las comisiones para un traspaso de mando sin traumas.

Vamos a esperar para saber hasta dónde van a llegar!

Anónimo!